ENTREPLANTA GALVANIZADA EN CALIENTE POR INMERSION para bodega

Cada cliente tiene necesidades diferentes, por esta razón, esta bodega nos ha pedido que el acabado para la entreplanta y escalera de acceso fuese GALVANIZADA EN CALIENTE POR INMERSION, que es un proceso industrial por medio del cual se protege contra la corrosión a todo tipo de productos de hierro o acero.

El acero desprotegido tiene un promedio de vida de tan solo dos años antes de que se afecte su funcionalidad o integridad estructural, en cambio, los recubrimientos galvanizados obtenidos en instalaciones apropiadas, generalmente duran como mínimo diez años sin necesidad de mantenimiento alguno, incluso en las peores condiciones atmosféricas.

Los Recubrimientos galvanizados  recién obtenidos presentan normalmente un aspecto metálico brillante muy característico. Este brillo va desapareciendo con el tiempo hasta adquirir un color gris metálico mate. Este cambio se debe a la reacción entre el zinc y el aire, que da lugar a la formación de una fina capa de hidróxidos y carbonatos básicos de zinc, que se conoce como capa de pasivación y que constituye una barrera que aisla la superficie del zinc del medio ambiente.

Aquí les mostramos el resultado, esperamos que les guste.

IMG-20160225-WA007

IMG-20160225-WA005

IMG-20160225-WA006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *