Vigas armadas realizadas con chapas de grandes espesores y con una garganta de soldadura de 30mm

Este proyecto de vigas armadas presenta grandes ventajas por su trabajabilidad y versatilidad, así como disponibilidad en el mercado. Su principal característica es la de aportar perfiles ajustados a las necesidades reales del proyectista, utilizando chapas de acero de “grandes” espesores mediante uniones soldadas. Su principal empleo es la de salvar grandes luces. La chapa gruesa se refiere a aceros aptos para aplicaciones en las que las propiedades de resistencia prevalecen a las de deformación y ductilidad. En este caso los espesores de las chapas son de 30 y 40 mm.

Además, la garganta de soldadura exigida para este proyecto, es de 30mm al alma con rigidizadores intermedios para aportar mayor resistencia. Todo ello inspeccionado con los más estrictos controles de calidad.

 

IMG_20151023_124524 IMG_20151023_124442 IMG_20151023_124647 IMG_20151023_124334 IMG_20151023_124454 IMG_20151023_132625 IMG_20151023_124707 IMG_20151023_124422 IMG_20151023_132611

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *